lunes, 21 de agosto de 2017

ALEJANDRO EL VALIENTE

             La velocidad en el tiempo siempre es la misma, pero dependiendo del prisma que se vea se hace rápido o eterno. Y eso es que lo me pasa con Alejandro, mi sobrino. Hace nada, nada de nada, era un pequeño ratoncillo obediente, dócil, bondadoso, con toques de introversión que lo hacen encantador. Y aunque, aún sigue cumpliendo todos esos adjetivos y muchos más, el ratoncillo ya se ha vuelto un espigado muchachito, niño realmente, porque a los catorce podemos tener ya ancianos, jóvenes, adolescentes o niños. Para mi Alejandro sigue siendo un niño, un niño maduro, responsable y adorable, que se está viendo atrapado por las redes de la obligada, y olvidada para los adultos en ocasiones, pubertad.

            Te escribo esto porque me apetece, porque tengo ganas y porque te quiero, te queremos todos, cada uno con su forma y su estilo. Nos dará añoranza el que te marches, no lo dudes. Es importante la educación emocional, expresar lo que uno siente para reeducar el alma y la sinceridad con nosotros mismos y con los demás, así que sin miedo a la expresión sana y limpia que te surja.

            No hace falta que te lo diga, porque tu familias más directa ( Mamá, Papá y Cristina ) te lo dirán cien mil veces, pero disfruta del momento que vas a vivir. Sabes que eres una excepción, miles y miles de estudiantes no pueden disfrutar de lo que vas a  hacer por diversas circunstancias, así que intenta aprovechar esta singularidad que te puede ofrecer tu familia y que tú mismo te has labrado con tu sudor. Disfrútalo, ámalo  y aprovéchalo. Tú mismo, en tu crecimiento futuro o cercano verás, si todo esto que hacen tus padres por ti merecerá la pena. Ya mismo podrás ser más tú que nadie e irte descubriendo más aún de lo que  estás haciendo ahora. No olvides que esto es un apartadito más de tu larga vida, un granito más de lo que te espera aunque ahora lo veas como una  gran montaña rusa. La vida está llena de obstáculos para llegar a la meta. Con esfuerzo y ganas todos llegan; es verdad que unos llegan los primeros, otros en medio y muchos quedan los últimos, pero todos llegan a su destino. Únicamente se quedan parados los que no arrancan o no partieron, y con todo, también tendrán su oportunidad.

            Sé valiente para vivir, disfrutar y pensar. La valentía no es solo ir hacia delante, también se es valiente cuando modificamos, cambiamos o tomamos decisiones erróneas o acertadas,  aunque en ocasiones tengamos la sensación que no hemos avanzamos, pero realmente sí que lo hacemos.



            Alejandro, disfruta, no tengas miedo y...¡¡¡ adelante valiente!!! 

domingo, 20 de agosto de 2017

BARCELONA

Es muy difícil contener la lengua emocional tras el atentado terrorista en Barcelona. Pero la diferencia entre animales y personas, entre unos tipos y otros, provocan con el tiempo encontrar  un equilibrio “visceroracional” que muchos pierden con cierta lógica inicial.

                Ya lo vemos, esto no es nuevo, y sabemos desde hace un tiempo. La cercanía en los actos nos produce una afecto emocional mayor; la lejanía nos produce sorpresa y un simple :“vaya tela con esta gente”, o tal vez un: “que se maten entre ellos”. Pero estamos ante el mismo problema, pero con diferentes distancias, aunque puede con diferentes ejecutores.

                Asia del Sur, Oriente Medio, zonas del Norte de África, África Subsahariana y Europa del Este se llevan el “honor” en los ataques del Estado Islámico. Europa Occidental, Asia Central, Norteamérica, “disfrutamos” de los últimos escalones de la matanza aunque muchos no lo crean o no les interese saberlo.

                Estos datos nos importan bastante poco  o nada cuando nos afectan de lleno en nuestras emociones. Nos acordamos rápidamente de que tú o yo hemos pasado por ahí, y qué conoces a gente, o que viven familiares o amigos... Y ni que decir tiene cuando tú o yo somos los afectados directos, no quiero ni imaginar lo que tiene que ser perder a un hijo, una esposa, un padre, un hermano o un amigo en esas situaciones.

                ¿Y qué hacemos el resto? Nos seguimos quedando con la boca abierta, liberamos nuestro odio comentando “chorradas” en redes sociales, dónde solo vemos el enunciado de la noticia y criticamos sin ningún argumento. Nos centramos en las “carajotadas” de  las banderas, en las pagas que le dieron a los que vinieron aquí como inmigrantes,  compartimos esos vídeos trucados xenófobos,  sacamos la bandera católica, compartimos cartelitos por Whatsaap generalizando a los musulmanes, aprovechamos para dar caña a unos y otros partidos políticos, y restregar la mierda de la España más maruja e inoperante, los cuáles son pocos pero hacen mucho ruido.  A ellos les interesa nuestro odio, no me cabe duda.

                Cuanta energía gastada en redes sociales, que de palabras al viento, que odio reales e irreales, que de tontos reunidos ante un grupo social que no da soluciones  a nada.

                Comprendo y comparto el “yo me cago en la puta madre de toda esta gente”, pero después tiene que venir la parte efectiva.

                ¿Qué lleva a un chico a cometer esto? ¿Cuáles son sus perfiles? ¿Cómo se captan? ¿ Son los mismos que matan en otros lugares? ¿Qué buscan?  Qué consiguen? ¿Quién los capta? ¿Cómo? ¿Por qué todos los musulmanes no son iguales? ¿O lo son todos? ¿Por qué se interpreta el Corán de diferentes formas? ¿Dónde está la raíz? ¿La hay? ¿Estamos seguro?  

                Todas estas cuestiones y muchas más poco importan para la familia de los fallecidos, los cuales, con lógica inicial desean la mayor venganza, sin que ella misma pueda devolver, por desgracia, a sus seres queridos. El fastidio está hecho el resto de sus vidas, y tanto.

                Pero el resto no podemos quedarnos ahí, hay que avanzar hacia algo, y sabemos que los cuerpos del estado trabajan al 100% en ello. Sé poco de lo que hay que hacer ante estos casos,  pero sé que puedo pensar en la búsqueda de parar esto. Pero hay que seguir luchando contra este terrorismo atroz pero sin perder de referencia  el germen que lo produce, que lo abastece y le da cobijo.


                Una abrazo a Barcelona,  a sus gentes, a esa ciudad europea perfectamente organizada, avanzada y maravillosa, deseando poder volver por sus rincones.


martes, 4 de julio de 2017

UNAS VACACIONES MOLESTAS


    Los maestros y maestras tenemos unas vacaciones molestas, es la realidad.

   No, no voy a hablar ni voy a justificarme sobre mi trabajo, ni lo que hago, ni lo que no hago, ni mis méritos ni mis desméritos, no voy a hablar de los que merezco o no merezco , de lo que trabajo en casa o no, no voy a compararme contigo y sin ti. Esas exaltaciones de juventud están bien en su momento, y ya suenan a pataleta justificadora, no entro en el juego. El que tenga quejas sobre las condiciones laborales de  mi profesión, allí les esperan,  Calle Juan Antonio de Vizarrón, s/n Sevilla, Consejería de Educación.


 Hecho el paréntesis,  fastidiamos, metemos el dedo en la organizada familia española cuando dejamos a nuestros alumnos en la cuneta de finales de junio y no volvemos hasta septiembre.

 Sugerir ideas para solucionar dicho problema es todo un alarde de alta ingeniería, sobre todo cuando los recursos escasean.

  Personalmente soy afortunado, el poder disfrutar de los dos meses de verano con mi hijo es algo maravilloso, e intento vivir  al máximo de dicha circunstancia.

  Es importante ahondar en la raíz del problema, cada familia es un circunstancia particular o singular,y  de ahí que se den diferentes casos:

  - Padre  y madre trabajan, y el horario de mañana y tarde lo tienen ocupado.
   
  -  Madre y padre trabaja en horario de mañana.

  - Madre trabaja y padre tiene vacaciones pero "se agobia".

  - Padre trabaja y madre vacaciones pero " se agobia".

  - Padre y madre de vacaciones pero se " agobian".

  Hay miles de combinaciones más, enfermedades, querer y no poder, etc.

  Las soluciones son variadas:

          - Padre y madre que trabajan en horario  de mañana y tarde; si viven los abuelos/as y están en condiciones de sobrevivir, ya depende del nivel de explotación que se le quiera dar. ( Si, si los abuelos siempre quieren..jejeje...) Aquí hay que leer la mente dos veces. Otra solución , si las condiciones económicas lo permitieran , canguros, campamentos de verano, tíos, etc.

     -  Para los que se agobian en el cuidado y andan de vacaciones lo mejor es trabajar. Sí, lo típico; hecho más horas, me hago el remolón llegando tarde a casa, en definitiva, tienen la opción de anular vacaciones o coger menos días "descansando en el trabajo" y así se vitan el contacto diario con sus hijos/as.

    - Para padres y madres que se agobian en conjunto, tienen la opción de "apalancar" a otras familias, amigos, o simplemente "pasar" de sus hijos. Para ello la playa da mucho juego. La cuestión sería "soltarlos" en dicho medio y que hagan lo que le de la gana, sin hacerles mucho caso, lo importante es que no tengan interacción con sus padres, si molestan a otros niños, familias, ya se las arreglarán sólitos.

     - Opción tablet - móvil - tv - consola , 29 horas al día.

    En definitiva, hay varias opciones para que nuestros hijos no nos molesten. 

Pero a mi, los que realmente me preocupan son aquellos en los que su alimentación diaria se basa en el  comedor escolar, y su máximo divertimiento es la escuela y sus amigos del aula. Me preocupa la pareja en la que los dos trabajan, explotados para ganar 1000 euros entre ambos,  y no tienen a nadie para dejar a su crío, y si uno de los componentes deja su puesto se ven en la miseria absoluta. Estos son problemas reales, los verdaderos, los palpables.

    Ya es hora de cambiar aspectos laborales, las empresas deben de modificar sus convenios, sus estatutos, sus normativas para adaptarse a las necesidades de los más indefensos, ya sea de los horarios y jornadas escolares en este caso. Los centros escolares NO PUEDEN ADAPTARSE a las necesidades de cada empresa en particular de cada familia., el cambio más flexible sería al contrario. 

   Otra solución es ampliar  la jornada escolar a julio y agosto, para lo cual tenemos la posibilidad de realizar en la citada dirección superior o a través de plataformas online que existen. ¿Seríamos capaces de movilizarnos para tal fin?

   ¿ Nos molesta las vacaciones de los maestros o nos molesta el largo periodo  vacacional de nuestros hijos? 






miércoles, 10 de mayo de 2017

BAGUIRA, LA PERRITA BUENA


      Ayer fui un día muy duro, me imagino que al igual que todos los que han pasado por una situación igual. Tenía ganas de escribir, pero el cansancio y la melancolía iban a provocar unas letras demasiado tristes y bañadas en demasiadas lagrimas, tampoco hubiera pasado nada. Y aunque el estado, nuestro estado, no es el ideal, el trance más duro pasó. Y con ello, la proyección de pensar, recordar y escribir de una forma más serena y pausada.

     Ayer Bagheera(Baguira), nuestra perrita, nos dejo o la dejamos, según se vea.
       Sus patas traseras dijeron casi basta; caducas, delgadas, sin un ápice de músculo, tensas y agarrotadas. Digo casi,  porque realmente no sabemos lo que hubiera podido aguantar o si estábamos extendiendo la agonía de arrastrarse para de un lado para otro, o de la simple dificultad que tenía para beber algo de agua, y ni que decir tiene para poder bajar a la calle y "pasear"; cuatro o cinco pasos tambaleándose y encorvada, y haciendo descansos pacientes para poder lucir los 31 kilos de nobleza. Es verdad que en casa creo que se conformaba, y nosotros también, con mirarnos desde su colchoneta blandita, de ladrarnos un poco para que le acariciáramos, y olfatear lo que salía de los platos de comida, pero mezclado con tiempos interminables de estatismo, las cuales fueron aumentando este último fin de semana. Baguira era dura, un corazón de hierro, unas patas delanteras fuertes y pero reventada de media espalda para abajo.

    La esperanza ilusa, por aferrarse a algo, que teníamos en que nuestra veterinaria nos dijera otra fórmula mágica de aguantarla algo más de tiempo se disipó al verle  su rostro.El camino iba a ser muy corto, muy intenso y más duro de lo que esperábamos. La mezcla de caricias tranquilizadoras hacia ella, las lagrimas inaguantables y el rápido camino que seguía el líquido letal, provocaron una angustia y una tristeza indescriptible y desaconsejable para el común de los mortales. Y se fue.

   Camino de los  15 años, pocas de su raza andan por ahí sueltas, y es que Baguira, siempre ha sido reina entre reinas, y ha vivido como tal.
    
   Roteña de nacimiento, no tuve la suerte de verla de cachorra, una pena.Sé que de pequeña metías tu nariz en una zapatilla y que eras como una osita de peluche, peluda y como una pegatina con tu dueña.
Mi canguelo empezó cuando conocí a Angélica. Recuerdo en los primeros días veo un perra nerviosa en toda su extensión, corría, saltaba a la primera, costaba la misma vida llevarla de la correa y me medio "cagaba" al verla bajar tan rápida y tan grande las escaleras.



   Era una perra en la que su primera etapa de vida su especialidad era "dame cariño, dame caricias, y si puedes estar así todo el día mejor". También en su primer año le encantaba dormir debajo de la cama de su dueña, comerse los mandos a distancia, y darse festines de cremas de manos, de cara o depilatorias, todo valía.

   Recuerdo, la capacidad que tenía para abrir pomos de la puerta, de quitar nudos para que no saliese del salón o de lugar encomendado.

   Sus saludos eran geniales, llamabas a la puerta  y cuando te abrían, daba un salto para arriba y las patas delanteras te las plantaba a los hombros, pobre del que no estuviera preparado porque perfectamente te podía tirar de espaldas.

    Los paseos iniciales por la Caleta, zona del Baluarte  se convertían en pura ansia por querer bajar siempre a la playa, y tiraba, y tiraba...Hasta que dimos con un collar en el que ella no nos llevara en vez de llevarla a ella. Lo que quería era la libertad de moverse en la arena, de correr, saltar, jugar, ser libre con los suyos.

    

 Recuerdo esos gruñidos suaves de posesión cuando le tocaba el pienso en los primeros días de conocerla, o esos "bocados" sin ser bocados de "no te vayas", fueron los primeros lazos de relación.

   Fue madurando, pero igual de ansiosa por recibir mimos, y por ser fiel en todos los movimientos que hacíamos. Era una época de muchos desplazamientos con ella; playas, viajes, sierra. 












   Aún recuerdo como te hice rabiar con el olor de una caja de bombones, de las grandes, de Ferrero Rocher que me regalaron alumnos de Rota. Abría la tapa lentamente mientras te acercabas, babeabas y te la cerraba, así unas cuantas veces. La venganza fue clara, a los dos días me descuidé y te comiste toda la caja, con la habilidad de no tragar ni un envoltorio. También cuando tu "madre" tenía un día regular, y te acercabas a ella con el hocico buscándola, como diciendo "qué te ocurre" y te quedabas a su lado, hasta que el sol aparecía en al otro día al lado del sofá.

    Todo el mundo que llamaba a la puerta, era bien recibido por Baguira, eso sí, hasta que no recibiera un afecto no paraba.

     Perra para la paz, experta en ausencia de conflictos, tenías un radar para irradiar celos a perras, a perros y lo que surgiera. Casi siempre te ladraban; no sé si te decían guapa, preciosa o asquerosa, pero no pasabas indiferente a nadie. Y tú, ante tales comportamientos nunca te revolviste, nunca le ladrabas a nadie, tu preocupación era seguir el camino de tus dueños. Recuerdo como te tuve que coger en brazos porque un caniche te quería morder en La Viña, o aquel perraco grande en la Playa de los Alemanes que fue enfilado hacia a ti, y la dueña francesa detrás...

     ¿Y si digo la palabra gato? Puede que fuera tu atracción preferida. Los veías y te ponías nerviosa, querías jugar, acercarte, pero no se podía Baguira. Más de una vez estuviste a punto de quitaran un ojo por estar al lado de ellos. Quien sabe si ese gatito que trajimos una vez a casa hubiera sido tu mejor amigo o no sé si hubiera sido el almuerzo de un día.
     

    ¿Te acuerdas cuando jugabas a ver si te ibas conmigo o con Angélica? Hacías el amago hacia mi, pero al final dabas la vuelta y te ibas hacia ella.

      O cuando avisaste a Angy de que el agua había entrado  hasta el fondo de la casa en aquella madrugada de lluvias torrenciales en Cádiz.

     ¿Y en cuantos fotos de gente desconocida estarás? Te han parado alemanes, americanos, japones, italianos, franceses a lo largo de muchos años, incluso en tus últimos días. Si lo sé hubiéramos sacado una paguita...jajajaja.. Nos paraban y nos preguntaban si podían hacerle una foto y ella se lucía en su máximo esplendor.





   Y tu comportamiento ha sido ejemplar con Pablo. Recuerdo el primer día que entramos, la oliste, la viste y a tu manta. Te ponías algo nerviosa cuando lloraba por la noche en los primeros meses. Una pena que te haya cogido en la vejez. Pero con todo  ha aprendido muchas cosas; a guiarte, a limpiar la calle, ha podido jugar algo al caballito contigo, te ha puesto el pienso, le has dado abrazos, nos hecho fotos cada fin de año, le has dado el "culito" del yogurt, y sé que en breve la echarás de menos, cinco años juntos te bastarán para recordarla siempre.







  Me quedan, nos quedan, infinidad de recuerdos, de imágenes, muchas, muchísimas, todas buenas y nobles. Ha sido uno de los mayores placeres y honores el que hayas formado parte de nuestra vida durante estos largos catorce años, eres y has sido uno más.  Gracias por darnos tanto, por disfrutarte, por padecerte, por llorarte, y por supuesto, por recordarte para los restos de nuestras vidas como una perrita buena.





       

      

miércoles, 4 de enero de 2017

PEDROCHE, ALARMA SOCIAL

Manifestaciones,escritos a la ONU, al ministerio de igualdad y a la comisión nacional contra la violencia de género,huelgas,demandas,humillaciones contra la mujer, y un largo etc...provocan ,en unos minutos de una noche de fin de año, una avalancha de inquietudes similares al escozor del alcohol en una herida abierta.
Y es que nuestro país es así, el pan y el circo venden mucho;tanto para la que luce como para el/los/las que critican.

La normalidad en España está en extinción,véase el buscar juguetes adecuados:no sexistas,coeducativos,que fomenten la paz ,las religiones,la libertad sexual,el respeto,la.creatividad ,que fomente el cuerpo y la mente ,y además , esten interrelacionados con el contexto social de las familias sin que nadie se pueda sentir ofendido y mucho menos al que se le regala, o a los niños que interactuen con los mismos...QUÉ COÑO COMPRO?

Pues las reacciones a Pedroche tienen un matiz parecido.He escuchado y leído declaraciones que se acercan tanto o más al mismo espectáculo que hipotéticamente ha   generado el canal y ella.

Seguramente en nuestro día a día ocurren miles de circunstancias a nuestro alrededor, donde podemos poner toda nuestra energía en aspectos relacionados con la igualdad;desde la situaciones familiares,laborales,etc...
Aquellos que fueron heridos en el alma lo tenían fácil; haber cambiado de canal, o no haber curioseado posteriormente...

La crítica sí,pero la  normalidad también se va perdiendo...La normalidad de una persona que trabaja en tv,guste o no;que cobra por llevar ropa ,te guste o no;y que cobra una talegada por estar esa noche allí,te guste o no...Y además ,creo que hasta disfruta con ello,te guste o no (libertad individual de la mujer??).
Sólo queda la queja justa o injusta,las miradas de envidia,admiración o pasividad, la exageración desmesurada y las guías de los comportanientos "obligados" de cómo ser una mujer" moderna".
 
PD:No me gusta C. Pedroche,ni se me hace simpática,graciosa...Más bien de secano,bien ni mal..Me parece más interesante la cocina de su pareja.