martes, 4 de julio de 2017

UNAS VACACIONES MOLESTAS


    Los maestros y maestras tenemos unas vacaciones molestas, es la realidad.

   No, no voy a hablar ni voy a justificarme sobre mi trabajo, ni lo que hago, ni lo que no hago, ni mis méritos ni mis desméritos, no voy a hablar de los que merezco o no merezco , de lo que trabajo en casa o no, no voy a compararme contigo y sin ti. Esas exaltaciones de juventud están bien en su momento, y ya suenan a pataleta justificadora, no entro en el juego. El que tenga quejas sobre las condiciones laborales de  mi profesión, allí les esperan,  Calle Juan Antonio de Vizarrón, s/n Sevilla, Consejería de Educación.


 Hecho el paréntesis,  fastidiamos, metemos el dedo en la organizada familia española cuando dejamos a nuestros alumnos en la cuneta de finales de junio y no volvemos hasta septiembre.

 Sugerir ideas para solucionar dicho problema es todo un alarde de alta ingeniería, sobre todo cuando los recursos escasean.

  Personalmente soy afortunado, el poder disfrutar de los dos meses de verano con mi hijo es algo maravilloso, e intento vivir  al máximo de dicha circunstancia.

  Es importante ahondar en la raíz del problema, cada familia es un circunstancia particular o singular,y  de ahí que se den diferentes casos:

  - Padre  y madre trabajan, y el horario de mañana y tarde lo tienen ocupado.
   
  -  Madre y padre trabaja en horario de mañana.

  - Madre trabaja y padre tiene vacaciones pero "se agobia".

  - Padre trabaja y madre vacaciones pero " se agobia".

  - Padre y madre de vacaciones pero se " agobian".

  Hay miles de combinaciones más, enfermedades, querer y no poder, etc.

  Las soluciones son variadas:

          - Padre y madre que trabajan en horario  de mañana y tarde; si viven los abuelos/as y están en condiciones de sobrevivir, ya depende del nivel de explotación que se le quiera dar. ( Si, si los abuelos siempre quieren..jejeje...) Aquí hay que leer la mente dos veces. Otra solución , si las condiciones económicas lo permitieran , canguros, campamentos de verano, tíos, etc.

     -  Para los que se agobian en el cuidado y andan de vacaciones lo mejor es trabajar. Sí, lo típico; hecho más horas, me hago el remolón llegando tarde a casa, en definitiva, tienen la opción de anular vacaciones o coger menos días "descansando en el trabajo" y así se vitan el contacto diario con sus hijos/as.

    - Para padres y madres que se agobian en conjunto, tienen la opción de "apalancar" a otras familias, amigos, o simplemente "pasar" de sus hijos. Para ello la playa da mucho juego. La cuestión sería "soltarlos" en dicho medio y que hagan lo que le de la gana, sin hacerles mucho caso, lo importante es que no tengan interacción con sus padres, si molestan a otros niños, familias, ya se las arreglarán sólitos.

     - Opción tablet - móvil - tv - consola , 29 horas al día.

    En definitiva, hay varias opciones para que nuestros hijos no nos molesten. 

Pero a mi, los que realmente me preocupan son aquellos en los que su alimentación diaria se basa en el  comedor escolar, y su máximo divertimiento es la escuela y sus amigos del aula. Me preocupa la pareja en la que los dos trabajan, explotados para ganar 1000 euros entre ambos,  y no tienen a nadie para dejar a su crío, y si uno de los componentes deja su puesto se ven en la miseria absoluta. Estos son problemas reales, los verdaderos, los palpables.

    Ya es hora de cambiar aspectos laborales, las empresas deben de modificar sus convenios, sus estatutos, sus normativas para adaptarse a las necesidades de los más indefensos, ya sea de los horarios y jornadas escolares en este caso. Los centros escolares NO PUEDEN ADAPTARSE a las necesidades de cada empresa en particular de cada familia., el cambio más flexible sería al contrario. 

   Otra solución es ampliar  la jornada escolar a julio y agosto, para lo cual tenemos la posibilidad de realizar en la citada dirección superior o a través de plataformas online que existen. ¿Seríamos capaces de movilizarnos para tal fin?

   ¿ Nos molesta las vacaciones de los maestros o nos molesta el largo periodo  vacacional de nuestros hijos? 






miércoles, 10 de mayo de 2017

BAGUIRA, LA PERRITA BUENA


      Ayer fui un día muy duro, me imagino que al igual que todos los que han pasado por una situación igual. Tenía ganas de escribir, pero el cansancio y la melancolía iban a provocar unas letras demasiado tristes y bañadas en demasiadas lagrimas, tampoco hubiera pasado nada. Y aunque el estado, nuestro estado, no es el ideal, el trance más duro pasó. Y con ello, la proyección de pensar, recordar y escribir de una forma más serena y pausada.

     Ayer Bagheera(Baguira), nuestra perrita, nos dejo o la dejamos, según se vea.
       Sus patas traseras dijeron casi basta; caducas, delgadas, sin un ápice de músculo, tensas y agarrotadas. Digo casi,  porque realmente no sabemos lo que hubiera podido aguantar o si estábamos extendiendo la agonía de arrastrarse para de un lado para otro, o de la simple dificultad que tenía para beber algo de agua, y ni que decir tiene para poder bajar a la calle y "pasear"; cuatro o cinco pasos tambaleándose y encorvada, y haciendo descansos pacientes para poder lucir los 31 kilos de nobleza. Es verdad que en casa creo que se conformaba, y nosotros también, con mirarnos desde su colchoneta blandita, de ladrarnos un poco para que le acariciáramos, y olfatear lo que salía de los platos de comida, pero mezclado con tiempos interminables de estatismo, las cuales fueron aumentando este último fin de semana. Baguira era dura, un corazón de hierro, unas patas delanteras fuertes y pero reventada de media espalda para abajo.

    La esperanza ilusa, por aferrarse a algo, que teníamos en que nuestra veterinaria nos dijera otra fórmula mágica de aguantarla algo más de tiempo se disipó al verle  su rostro.El camino iba a ser muy corto, muy intenso y más duro de lo que esperábamos. La mezcla de caricias tranquilizadoras hacia ella, las lagrimas inaguantables y el rápido camino que seguía el líquido letal, provocaron una angustia y una tristeza indescriptible y desaconsejable para el común de los mortales. Y se fue.

   Camino de los  15 años, pocas de su raza andan por ahí sueltas, y es que Baguira, siempre ha sido reina entre reinas, y ha vivido como tal.
    
   Roteña de nacimiento, no tuve la suerte de verla de cachorra, una pena.Sé que de pequeña metías tu nariz en una zapatilla y que eras como una osita de peluche, peluda y como una pegatina con tu dueña.
Mi canguelo empezó cuando conocí a Angélica. Recuerdo en los primeros días veo un perra nerviosa en toda su extensión, corría, saltaba a la primera, costaba la misma vida llevarla de la correa y me medio "cagaba" al verla bajar tan rápida y tan grande las escaleras.



   Era una perra en la que su primera etapa de vida su especialidad era "dame cariño, dame caricias, y si puedes estar así todo el día mejor". También en su primer año le encantaba dormir debajo de la cama de su dueña, comerse los mandos a distancia, y darse festines de cremas de manos, de cara o depilatorias, todo valía.

   Recuerdo, la capacidad que tenía para abrir pomos de la puerta, de quitar nudos para que no saliese del salón o de lugar encomendado.

   Sus saludos eran geniales, llamabas a la puerta  y cuando te abrían, daba un salto para arriba y las patas delanteras te las plantaba a los hombros, pobre del que no estuviera preparado porque perfectamente te podía tirar de espaldas.

    Los paseos iniciales por la Caleta, zona del Baluarte  se convertían en pura ansia por querer bajar siempre a la playa, y tiraba, y tiraba...Hasta que dimos con un collar en el que ella no nos llevara en vez de llevarla a ella. Lo que quería era la libertad de moverse en la arena, de correr, saltar, jugar, ser libre con los suyos.

    

 Recuerdo esos gruñidos suaves de posesión cuando le tocaba el pienso en los primeros días de conocerla, o esos "bocados" sin ser bocados de "no te vayas", fueron los primeros lazos de relación.

   Fue madurando, pero igual de ansiosa por recibir mimos, y por ser fiel en todos los movimientos que hacíamos. Era una época de muchos desplazamientos con ella; playas, viajes, sierra. 












   Aún recuerdo como te hice rabiar con el olor de una caja de bombones, de las grandes, de Ferrero Rocher que me regalaron alumnos de Rota. Abría la tapa lentamente mientras te acercabas, babeabas y te la cerraba, así unas cuantas veces. La venganza fue clara, a los dos días me descuidé y te comiste toda la caja, con la habilidad de no tragar ni un envoltorio. También cuando tu "madre" tenía un día regular, y te acercabas a ella con el hocico buscándola, como diciendo "qué te ocurre" y te quedabas a su lado, hasta que el sol aparecía en al otro día al lado del sofá.

    Todo el mundo que llamaba a la puerta, era bien recibido por Baguira, eso sí, hasta que no recibiera un afecto no paraba.

     Perra para la paz, experta en ausencia de conflictos, tenías un radar para irradiar celos a perras, a perros y lo que surgiera. Casi siempre te ladraban; no sé si te decían guapa, preciosa o asquerosa, pero no pasabas indiferente a nadie. Y tú, ante tales comportamientos nunca te revolviste, nunca le ladrabas a nadie, tu preocupación era seguir el camino de tus dueños. Recuerdo como te tuve que coger en brazos porque un caniche te quería morder en La Viña, o aquel perraco grande en la Playa de los Alemanes que fue enfilado hacia a ti, y la dueña francesa detrás...

     ¿Y si digo la palabra gato? Puede que fuera tu atracción preferida. Los veías y te ponías nerviosa, querías jugar, acercarte, pero no se podía Baguira. Más de una vez estuviste a punto de quitaran un ojo por estar al lado de ellos. Quien sabe si ese gatito que trajimos una vez a casa hubiera sido tu mejor amigo o no sé si hubiera sido el almuerzo de un día.
     

    ¿Te acuerdas cuando jugabas a ver si te ibas conmigo o con Angélica? Hacías el amago hacia mi, pero al final dabas la vuelta y te ibas hacia ella.

      O cuando avisaste a Angy de que el agua había entrado  hasta el fondo de la casa en aquella madrugada de lluvias torrenciales en Cádiz.

     ¿Y en cuantos fotos de gente desconocida estarás? Te han parado alemanes, americanos, japones, italianos, franceses a lo largo de muchos años, incluso en tus últimos días. Si lo sé hubiéramos sacado una paguita...jajajaja.. Nos paraban y nos preguntaban si podían hacerle una foto y ella se lucía en su máximo esplendor.





   Y tu comportamiento ha sido ejemplar con Pablo. Recuerdo el primer día que entramos, la oliste, la viste y a tu manta. Te ponías algo nerviosa cuando lloraba por la noche en los primeros meses. Una pena que te haya cogido en la vejez. Pero con todo  ha aprendido muchas cosas; a guiarte, a limpiar la calle, ha podido jugar algo al caballito contigo, te ha puesto el pienso, le has dado abrazos, nos hecho fotos cada fin de año, le has dado el "culito" del yogurt, y sé que en breve la echarás de menos, cinco años juntos te bastarán para recordarla siempre.







  Me quedan, nos quedan, infinidad de recuerdos, de imágenes, muchas, muchísimas, todas buenas y nobles. Ha sido uno de los mayores placeres y honores el que hayas formado parte de nuestra vida durante estos largos catorce años, eres y has sido uno más.  Gracias por darnos tanto, por disfrutarte, por padecerte, por llorarte, y por supuesto, por recordarte para los restos de nuestras vidas como una perrita buena.





       

      

miércoles, 4 de enero de 2017

PEDROCHE, ALARMA SOCIAL

Manifestaciones,escritos a la ONU, al ministerio de igualdad y a la comisión nacional contra la violencia de género,huelgas,demandas,humillaciones contra la mujer, y un largo etc...provocan ,en unos minutos de una noche de fin de año, una avalancha de inquietudes similares al escozor del alcohol en una herida abierta.
Y es que nuestro país es así, el pan y el circo venden mucho;tanto para la que luce como para el/los/las que critican.

La normalidad en España está en extinción,véase el buscar juguetes adecuados:no sexistas,coeducativos,que fomenten la paz ,las religiones,la libertad sexual,el respeto,la.creatividad ,que fomente el cuerpo y la mente ,y además , esten interrelacionados con el contexto social de las familias sin que nadie se pueda sentir ofendido y mucho menos al que se le regala, o a los niños que interactuen con los mismos...QUÉ COÑO COMPRO?

Pues las reacciones a Pedroche tienen un matiz parecido.He escuchado y leído declaraciones que se acercan tanto o más al mismo espectáculo que hipotéticamente ha   generado el canal y ella.

Seguramente en nuestro día a día ocurren miles de circunstancias a nuestro alrededor, donde podemos poner toda nuestra energía en aspectos relacionados con la igualdad;desde la situaciones familiares,laborales,etc...
Aquellos que fueron heridos en el alma lo tenían fácil; haber cambiado de canal, o no haber curioseado posteriormente...

La crítica sí,pero la  normalidad también se va perdiendo...La normalidad de una persona que trabaja en tv,guste o no;que cobra por llevar ropa ,te guste o no;y que cobra una talegada por estar esa noche allí,te guste o no...Y además ,creo que hasta disfruta con ello,te guste o no (libertad individual de la mujer??).
Sólo queda la queja justa o injusta,las miradas de envidia,admiración o pasividad, la exageración desmesurada y las guías de los comportanientos "obligados" de cómo ser una mujer" moderna".
 
PD:No me gusta C. Pedroche,ni se me hace simpática,graciosa...Más bien de secano,bien ni mal..Me parece más interesante la cocina de su pareja.

jueves, 8 de diciembre de 2016

¿QUÉ ES SENTIRSE ESPAÑOL?

    Nos volvemos repetitivos, véase la entrada publicada en 2011 (Viva España y su bandera ) , y con ello, sigo preguntándome lo mismo. ¿ Qué es sentirse español ?
     Todo esto siempre surge en periodos en los que uno levanta más la voz de lo normal, caso de Fernando Trueba, y provoca en redes sociales, prensa y españoles  una "guerra" entretenida que siempre se reitera cada cierto tiempo. Es nuestra comida favorita: banderas, ideologías, yo más que  tú, tú más que yo, etc..Made in Spain.
     Vaya agobio tiene que ser moverte en tu vida por guiones políticos; la vida es única, y se va rápida para ir poniéndose límites ridículos ante apetencias que deseamos  y que nuestro prejuicio moral nos pisa: no voy al País Vasco, yo no piso Cataluña, en Andalucía son unos tal o cual,  boicot a productos de este sitio, boicot a las películas, no escucho nunca esta emisora porque... las generalizaciones el gran error de los seres humanos...¡¡¡Qué sin vivir!!!!! 
    Yo sigo teniendo el idéntico problema, no sé si soy un buen español o no, y  además se me ha unido otro problema; las declaraciones del director español no me han herido el alma, de verdad, lo siento, me han sorprendido por lo que iba a provocar, sólo me quedé con un ( la que va a liar este gachó ), pero de ahí a hacer revolución contra la defensa de mi bandera, de mi país y hacer boicot  en el cine...pues no, no me ha activado aún.
    La sinceridad en ocasiones duele, no gusta, parece como si fuese mejor que nos pongamos un manto tupido y no dejemos al aire nuestros pensamientos u opiniones. Decir lo que uno piensa aún se penaliza, sobre todo al que escucha y siente ese patriotismo y le arañan el alma, que hace, hipotéticamente, que tú estés en un nivel y yo a uno inferior. En cierta manera, una persona como yo, al que le gusta mucho sentir, emocionalmente hablando, me da algo de envidia que esa corriente roja y amarilla no fluya por mis venas como a muchos españoles, o eso parece, y con ello, poner mis quejas ante pensamientos que no son los míos.
    Repito lo que escribí en el 2011, aún no sé con claridad que es sentirse español. No encuentro una definición nítida que me convenza. Escucho y leo conceptos sobre el mismo que para mi son igual de válidos para cualquier país de este lugar perdido llamado Tierra.
    No sé que es ser español, y mientras más pasan los años, más dudas me entran. Me reitero, me gusta mi país, su gente, su gastronomía, su cultura, sus dialectos, su diversidad cultural...Disfruto de un acento vasco como de un gallego, se me hace la boca agua con un buen vino catalán o con uno la sierra de Cádiz, me apasiona ver a las personas que miman y cuidan su trabajo y que hacen grandes cosas, ya sea un valenciano o un extremeño, me entristece el vagabundo que se refugia debajo del Manzanares como el que lo hace debajo del acueducto de Segovia. No soy (anti-nada ), ni (anti-nadie), bueno sí, ( SOY ANTI-ANTI)... Respeto los actos nacionales, autonómicos y locales, no  me gustan que silben a la bandera, ni a esta ni a otra ( aunque España sigue teniendo un problema con esto ) ,me parece horrendo, tampoco me gusta los independentismos fanáticos porque pecan con la misma moneda que los otros. 
     Pero a pesar de este círculo tan pesado en el que siempre nos movemos, me quedo con la buena gente, que son la mayoría de los que viven en este trozo de tierra. Los perros siempre ladrarán de un lado u otro porque es el papel que les toca hacer.Pero sinceramente, me quedo con los buenos corazones del mundo, los racionales, los que tienen la virtud de cambiar las cosas, de modificar, de equivocarse, de errar, de saber escuchar , de ponerse en el otro lado, de entender..
    No sé soy buen europeo, español, andaluz, gaditano, populense...Sé cómo es mi vida, y por ahora, sólo se me eriza la piel y se me llena el alma con las PERSONAS Y SUS ACTOS independientemente de su origen o de su límite terrenal.
     




martes, 26 de julio de 2016

¿Y TÚ?, ¿ POR QUÉ PUBLICAS ?

El salto a las redes sociales y le hecho de poder ser escaparate social ha provocado en los seres humanos, en ocasiones, un disputa directa o indirecta sobre el “yo estoy aquí y ahora”.
Y es que todos hemos pasado por muchas fases en nuestras publicaciones en el amplio abanico de redes existentes, y un análisis del proceso mental antes del “click  exhibicionista” es digno de análisis.
Todo esto tiene un abanico infinito de matices;  qué pensamos antes de publicar algo, qué pretendemos provocar con esas publicaciones, si es que pretendemos algo y aunque no lo pretendas seguramente lo provocarás, qué percibirán los receptores de dicha publicación, qué reacción queremos provocar, qué reacción tiene en la persona que lo ve, cuánto de verdad hay en nuestras publicaciones, etc.
El escaparte de nuestra vida lo tenemos a mano, y sin duda todos pasamos por ellos o hemos pasado. Pero, ¿qué nos anima a publicar? El ser humano, en ocasiones, es tan poco original que casi siempre nos movemos por imitación. Y sí, la mayoría de los mortales no hemos tenido, hasta hace bien poco, el “placer” de exhibir antes los ojos de los demás nuestros movimientos. Dichos privilegios pertenecían a la élite: grandes empresarios, deportistas de élite, actores, cantantes, músicos, un largo etc. El ser humano de a pie, casi nunca ha tenido la necesidad de exponer  al público nuestros viajes, nuestras sonrisas, nuestras tristezas o quejas, en definitiva toda la inmensa gilipollez que nos ponemos por montera para exponer.
Por fin, el pueblo llano tiene la oportunidad de salir en el escaparate social de la vida, que los demás los vean, los animen, y le den a un “me gusta”.  Y, además empezamos  creer, que si no se dan algunos de los aspectos anteriores es que algo puede a comenzar a fallar en nuestros contactos basándonos en argumentos de “peso”:”no le da al me gusta”, “comenta negativamente” , “ no abre el archivo”,  “no me lee”, “no dice nada”, etc.
A continuación, paso a determinar algunos prototipos de usuarios, de los cuáles, prácticamente todos hemos pasado alguna vez:

-          Los corredores o deportistas: publicamos nuestro km, ritmos  y rutas. Desde las más cutres y cortas, pasando por grandes logros. Cuando hacemos publicaciones de este tipo...¿qué buscamos realmente?, algún refuerzo, un reconocimiento, un “guau”, el aplauso que nadie te da, provocar en los demás conocimiento qué haces deporte. Es curioso, ¿Alguien ha publicado alguna vez un entrenamiento de basket o de fútbol?
-          Los descontentos con sus fotos de perfil: se nos conoce por estar cambiando de perfil cada 15 minutos. E incluso en un mismo día este movimiento de imágenes se puede dar varias veces. ¿Qué buscamos aquí? La mejor foto, nuestro mejor perfil, exposición estética a la espera de elogios muchos de ellos sinceros y otros no tanto, sorprender a alguien, buscan un “guap@” cuando lo son y si no lo son también(esto tiene más delito), hedonismo, narcisismo, descontento continuo con el físico, ¿? , etc.
-          Las almas en pena: publican su tristeza las 24 horas del día: “qué asco de vida”, “todos nos roban”, “vaya mierda” , “nadie me comprende”...etc. Si se realiza un análisis de rutinario la mayoría de sus comentarios son relativos a qué el mundo está contra ti, y que además no tiene solución la cosa. Buscan con dichas publicaciones el desahogo, el comentario fácil, el “ánimo tío”, ¿?, etc.
-          Las almas happy: sus publicaciones son siempre positivas, siempre tienen sonrisas, siempre hay eventos llamativos donde se lo pasan bien, no se quejan, todos es felicidad y buena vida...Vamos que no tienen problemas las 24 horas del día, cojonud@s todo el año. Qué venden o qué pretenden con estas publicaciones: un estado real de felicidad perpetua, publicar una irrealidades, dar un perspectiva de que la vida les va bien, compartir la alegría verdadera y disfrutan siendo compartida por los demás...¿?
-          Los Gourmet: estas publicaciones siempre me ha gustado, la verdad, y en su tiempo fui algo “jartible” con ellas. Son aquellos que exhiben platos y vinos de todo tipo, desde una gran cocina de autor hasta una simple tortilla de “papas”. Sus publicaciones en ocasiones pierden el rumbo y en otro casos, muestran platos de verdadero ingenio. ¿Qué se pretende? Mostrar el arte culinario, “decir intrínsecamente estoy aquí ” , que se le caiga la baba al que lo ve, ¿?, etc.
-          Los silenciosos: estos no publican nada de su cosecha, ni dicen nada, ni comparten, solo cotillean, en ocasiones nos preguntamos si están la lista de contactos, y sí están, pero solo se dedican a mirar perfiles y a opinar en silencio.
-          Los compartidores: es un avance de anterior, no publican nada de su cosecha, pero siempre comparten miles de enlaces diarios y dan a muchos al “me gusta”.
-          Los ocasionales: me gustan mucho, sabes que andan por ahí, publican ocasionalmente, pero cuando lo hacen es digno de mención y de calidad.
-          Los adivina adivinanza: tienen la capacidad de publicar mensajes tipo: “ Llegó la hora...”, “ Lo sabía”, “ Ya no puedo más”...¿Qué puñetas pretendemos con esta publicaciones? Crear muchos...¿Qué te pasa amig@?, ¿ Pero qué ha ocurrido? , etc... Sinceramente, yo cogería y los llamaría por teléfono tal como ponen la publicación para ver su gravedad.
-          Los Gran Hermano: relatan su vida las 24 horas...”me he despertado, no sé qué hacer”, “ya he desayunado, no sé si hacer acrofit o subir con Pocholo a la Sierra”, “Almorzando con Pocholo”, “Voy a hacer de vientre”, “Voy a dormir una siestita relajada”...La soledad delata.
-          Los políticos: todo gira alrededor de un partido, o un mismo tema, y  no existen otros temas en sus entradas que la crítica política y el sofocón imparable de defender a unos ideales o de criticarlos.

    Evidentemente, existen muchos más modelos, mezclas y combinaciones posibles, lo que sí es verdad que el ser humano ha encontrado una necesidad-oportunidad que quizá antes no la anhelaba en su vida, que es la de exponer ante los ojos de los demás sus pensamientos, sentimientos, su estética , vivencias y secretos, y seguramente sin muchas pretensiones maliciosas ante una publicación. Tal vez, los ojos de los que la perciben  tengan más peligrosidad que la propia publicación en sí.
    A todo esto, voy a publicar esta entrada para que la lea mucha gente.


   ¿ Y tú, por qué publicas?



martes, 12 de abril de 2016

INEFICACIA POLÍTICA

     
        Me pregunto si existe a golpe de decreto ley alguna norma que suspenda o sancione a nuestros politicos en ineficacia. No, no me refiero a la corrupción de Bankia, de los Eres, de la Gürtel, y un larguísimo etc., y cuando digo larguísimo, me refiero a la mayor elongación vista en nuestra vida. Yo me refería a la sancionar a nuestros políticos, suspenderlos por inaficacia colaborativa, en trabajo colaborativo y en acuerdos de grupo. ¿ Qué hubiera pasado si se les hubiera tocado el sueldo como sanción por no llegar a acuerdos para gobernar un país?

         Parece ser que el ego, las ideologías de “papafrita”, la falta de empatía, el dejar de lado los ideales de un partido no son válidos para una política certera. El ser humano político español, no todos obviamente, tienen serias dificultades en ser competentes en llegar a acuerdos. Es sorprendente que, éstos no lleguen cumplir unas de las principales funciones políticas. Muchos críticos dicen que la política no es rasgarse la piel del color de tu partido y casi hacerlo desparecer por unos acuerdos, parece ser que dejar al país en bragas si es más coherente. ¿Qué pesa más?

         Llegar a acuerdos no es fácil; ceder, ser flexible, zamparse el orgullo o modificar tu programa ante tus electos no es agradable, pero estamos en nueva era para el político y el votante. La diversidad política del país es una realidad, guste o no, es real, y como tal hay que afrontarla.

      Con este panorama ya huele a elecciones de nuevo, y lo peor que con otra “minicampaña” electoral. Por favor métansela donde les quepa, el pueblo ya está agotado de ver a los líderes haciendo el ridículo, hemos podido contemplar incompetentes de todo tipo: la Lagartija Vacilona, el Sopaboba, el del anuncio de Barón Dandy y finalizando con el “Yupi Guai Piruli”. Creo que muchos ciudadanos españoles han perdido cierto encanto con vuestros actos de insuficiencia.

      Mientras, los ciudadanos de a pie, seguimos con la duda de rellenar una casilla u otra de la declaración de la renta, seguimos con cabreo a nuestro maravilloso Mario Conde, y su habilidad para trincar dinero desde algo que no existe, y por último, seguimos observando como los ricos siguen o intentaban seguir siendo más ricos, a costa del “yo no sabía nada de Panamá”.

                                                         INEFICACES POLÍTICAMENTE

miércoles, 4 de noviembre de 2015

PABLO Y EL AMOR


       Llevo mucho tiempo intentando escribirte algo y la verdad es que es complicado, todos sabemos lo que siente un padre y una madre por un hijo o hija, no voy a descubrir nada, pero nunca encuentro el momento de expulsar mis emociones más sinceras porque,afortunadamente, cada día se me acumula una nueva.
      Hoy cumples cuatro años y muchos padres nos emperramos lo que tienen que hacer o no hacer con tu edad, lo que es lo lógico o ilógico, y en lo que debes o no debes aprender..Perdóname si peco de eso, de “Pepito Grillo”, como dice tu mamá. La profesión y los cánones impuestos por la sociedad nos saturan a los adultos y a nuestros hijos.         
     Curiosamente , los adultos, pedimos que te quites ropa de forma autónoma, pedimos que no te hicieras pipí en la cama, pedimos que comieras y durmieras solo, pedimos que al año caminaras, que te te portes bien en un restaurante con 3 años, etc...Te pedimos, nos piden que seas un adulto precoz y cuando los adultos llegan a ser adultos de verdad, nos frenamos y pedimos incansablemente ser siempre jóvenes, y queremos hacer millones de cosas que frenen la caída libre de nuestros años. Vaya incongruencia, pedimos madurez a niños y cuando llegamos a adultos deseamos ser siempre jóvenes.
      Pero sabes una cosa, que todos los logros que vas consiguiendo me enorgullecen, más de lo puedes imaginar, sean en el momento que sean, antes, durante o después. Pero lo que más me llena de todo es lo que nos das con tus actos diarios.
      Me encantaba cuando tomabas el pecho de mamá mezclando ansiedad y ternura, y cuando te enfadaste contigo mismo y montaste en rebeldía con tu madre cuando decidiste por ti mismo dejarlo. No sabes lo que disfrutaba viéndote quedándote dormido en el sofá con mamá en las tardes de invierno.
    Disfruto muchísimo viéndote comer, desde lo que más te gusta y hasta de lo que no te agrada tanto, haciéndote minibocadillos de yogur o de patatas y guarreando en exceso, como el cochinote de tu padre...ajajaj
    No soy tu amigo, pero me divierto y me transformo en ello cuando hace falta.Me encanta jugar al pilla pilla por el pasillo de casa, a escenificar cuentos, canciones, a jugar a Hulk e Ironman,...
    Me vuelvo loco por el cuento de cada noche, los que tanto demandas, el del sofá y el de la cama, y hasta el de las mañanas del water...jejej
    Esa manita que pides todas las noches antes de dormir “¿Me das la manita?”, o ese abrazo que pides después de 20 minutos en la cama..”Mamá, ¿me das un abracito?”, imposible no ir, imposible no asistir, me quedo rendido e hipnotizado ante tantos gestos de cariño y amor hacia nosotros.
      Los sábados y domingos se convierten en especiales a primeras horas de la mañana; nuestra mesa de madera baja, donde desayunamos con total tranquilidad se convierten un refugio de placer; sin prisas, sin estrés, desayunando tranquilidad y magia que salen en formas de onzas de chocolate por detrás de tu oreja:”una para ti y otra para mi”
     Mientras te seco después de la ducha llega otro momento muy divertido; tus compras imaginarias en el supermercado de la placa ducha, tus cuentos de superhéroes o de terror los cuales, que escuchas con mucha atención mientras te voy poniendo el pijama y que terminan salpicadas de Nenuco.
      Y qué decir mi atleta, de mi nadador sin tiempos ni ritmos, grande, lento, dejándose caer encima alguien o de algo..hijo que eres muy grande!!..Esa cervical que me vas hundiendo poco a poco, ese relax encima de tu mamá después de tu siesta, insustituible,  y esos cohetes 3, 2, 1..que aún logro poder hacer...
      No lo dudes, París, New York e Italia nos espera a los tres, no nos queda otra que visitarlas...jajaja, y la gran temida por tus padres, Semana Santa, se seguirán convirtiendo en tu mayor delicia, lo sé, te encanta el sonido de una banda, el paso a horquilla y la imagen de una cristo y una virgen.
      Gracias por disfrazarte casi a diario con disfraz y sin él, por sacarte de esa cabeza distraída y derrochadora miles de historias y personajes.
     Me chifla y me hace temblar tu excesiva inocencia, demasiada diría yo...Pero tu misma tendrás que descubrir los difíciles recovecos de las personas. Tu papá y tu mamá siempre estarán en tu lado, en lo bueno y en lo malo, con la intención de ayudarte a construir tu vida, aunque tu padre siempre tienda,erróneamente, a cogerte la mano hasta el final del camino.
    Gracias Angélica, por traer al mundo lo más importante de nuestras vidas y lo más importante de tu vida. Gracias Pablo, por tu amor desmesurado, por tus abrazos infinitos y tus besos sin horas.